¿De qué tienes hambre realmente?

¡Hermosas universales! En mi último artículo te mostré una receta saludable para el fin de semana, ¿lo recuerdas? Y hablando de nutrirnos correctamente, ¿Cómo te nutres? En mi taller de la semana pasada con mis paisanas, les hice la misma pregunta. Todos conocemos el plato del buen comer, el plato convencional, donde se dividen frutas, granos, vegetales y proteína y una pequeña porción de grasas, que también son necesarias.

Y si esa es la alimentación correcta, ¿Por qué nuestras dietas no funcionan? ¿Por qué siempre tienes hambre? ¿Por qué sientes que no te llena? Hermosa, la pregunta correcta seria: ¿De qué tienes hambre realmente? Si eres de las que tiene un hambre física, algo que yo puedo decirte y que he aprendido, es que esa hambre es de otra cosa, pero no de comida.

Tal vez estas hambrienta de encontrarle un significado a tu vida, estas hambrienta de encontrar una pasión, de aceptación, hambre de conectarte contigo misma, de ser y de sentir. Lo que hacemos para calmar esa hambre, es salir a comer, ir a beber, buscar un hombre guapo, todo para anestesiar ese vacío. Hermosa, ¿te puedo decir esto?

Solo te calmarán un ratito, que al final no arreglará nada, y seguirás buscando algo más, pero sabes muy en el fondo que eso no cambiará.  Es por eso, hermosa de Paris, que debes preguntarte: ¿De qué tienes hambre realmente? ¡Pero no te sientas mal o culpable! Mejor ese sentimiento conviértelo en curiosidad. Pregúntate que sucede contigo, ¡darte ese amor incondicional del que te hable la semana pasada!

Y otra cosa, ¡no eres la única con ese sentimiento! Hay miles de mujeres sintiéndose igual que tu, y hace mucho tiempo también me sentía así. Logre sanarme, y en mi sanación, encontré mi misión, que es estar aquí contigo, compartiendo lo que he aprendido, porque quiero que te ames. Porque lo más valioso que he aprendido es a preguntar y descubrir lo que pasa dentro de mí, para poder llenarlo con amor.

Hoy es el día, ¡haz conciencia y amate, hermosa! Se honesta contigo misma, eso también es parte del amor propio, para que atraigas lo que de verdad necesitas en tu vida, para ser libre. ¡No olvides hacerte la pregunta, hermosa! Que te hablaré sobre alimentos primarios y secundarios, quédate conmigo para enterarte de todo.

¡Ámate más!

Si te gustó esta información te invito a que la compartas en tus redes sociales, déjame tus comentarios abajo, si tienes dudas contáctame mediante mi fan page “Better Me” con gusto las resolveré!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *