Siendo la reina de tu vida.

¡Mi hermosa universal! Gracias por leerme, espero de todo corazón que todo esté bien en tu vida, deseo que te sientas plena. Para mis niñas diamantes ha sido todo un proceso, mucho trabajo, hemos visto muchas emociones, tanto dolorosas como positivas, pero como dije desde el principio de este programa: Es necesario, para llegar a ese punto B, para cruzar a ese puente hacia la plenitud.

Mis hermosas que ya se coronaron, declararon que tipo de reina vas a ser en tu vida. Y yo hoy vengo a decirte algunos puntos importantes que una reina real en su vida, los lleva  a cabo. ¡Así que, pongan mucha atención mis vidas!

Una reina de su vida:

  • Cree en ella misma. Es de los puntos más importantes, una reina de su vida cree en ella y apuesta todo por ella y va por eso importante que es para ella.
  • No viven del pasado. Una reina toma el pasado como un trampolín, no como un sillón para sentarse y regodearse en él. ¿Un ejemplo? El justificarte, que tú eres así o asa porque tu padre te abandono de niña. Y eso lo usas para no hacer las cosas, por miedos y por no atreverte. Son excusas, que ya pasaron, quedaron atrás, ¿Qué vas a hacer tú, saltar o sentarte?
  • Luchan por sus sueños y hace lo que hay que hacer. Busca el tiempo para hacer tus pendientes, tus planes, date prioridad y conviértete en una hacedora de sueños. Una reina no espera a que otros hagan las cosas por ella, una reina toma el control de su vida.
  • Se entrega por completo. No a medias, no poco a poco, sino por completo. Es cierto que todo lleva un proceso, pero a veces ese proceso se inventa para no hacer las cosas, y lo terminas usando como justificación. Una decisión se toma en un momento, en la entrega se da todo y punto.
  • Es responsable y no se obsesiona. Haces lo que te toca, haces ejercicio, convives con tu familia, comes balanceado, llevas una vida integra, no obsesionarte más en un aspecto. Si llevas todo en equilibrio, te permitirá crecer en varias áreas y de disfrutar la vida.
  • Toman decisiones. Una reina no le da vueltas y vueltas a las cosas, si lo haces, tendrás una parálisis por análisis y vas a estar posponiendo esa decisión por semanas, meses, se te pasan los años, incluso la vida. Una reina sabe que cuando toma una decisión es para su más alto bien.
  • No se malviaja. Una reina no se hace historias negativas acerca de lo que ocurre. Si tiene dudas sobre algo, pregunta. No supone, no se hace ideas ni crea historias imaginarias, no. Una reina es positiva, es analítica, una reina pregunta.
  • Prueban cosas nuevas. Una reina se atreve, si ocurre una consecuencia, ella sabrá como atravesarlas. No hay cosa que no podamos manejar.
  • Capitalizan los fracasos. ¿A qué me refiero? Utiliza el fracaso como aprendizaje. No le teme a los fracasos, se enfrenta, se arriesga, vive la vida.
  • Se hace responsable. Una reina se hace responsable sin que se convierta en algo pesado. Viene de la mano de responder dando lo mejor de mí, ante cualquier situación. Esta es la verdadera responsabilidad, y cuando las cosas salen bien, una reina se reconoce y cuando salen tan bien, se hace cargo y no está echando culpas, ni siquiera a ella misma, sigue adelante y lo toma como un aprendizaje.
  • Cuida su cuerpo. Se cuida sin llegar a obsesionarse, porque sabe que su cuerpo es un vehículo, es parte de uno mismo. El cuerpo no nos define, pero sabes que es parte de ti. Cuidas tu cuerpo porque sabes que es una herramienta para vivir, para todo.
  • Sabe decir que no. No malgasta su energía, no dice que si a todo. Cuando siente que no quiere hacer algo, dice que no. También se dice no a sí misma. Tu energía vital es valiosísima y no vale la pena gastarla en cosas que no las vas a disfrutar. No la gastes en fregaderas.
  • Dice lo que piensa de manera asertiva. Di lo que piensas sin culpa, sin miedo, esto hablando en los aspectos de tu vida. Una reina no se queda callada para no crear problemas, una reina sabe que si se queda callada, se crea un problema en su interior, una frustración que la va a envenenar y no solo a ella, sino a la relación, a otras personas por quedarse callada “para no crear problemas”. Eso que tenemos, se manifiesta, en nuestros actos, en nuestras palabras, en nuestra actitud, aunque tú no te atrevas a decirlo. Es por eso que una reina se comunica asertivamente.
  • Disfruta estar con ella misma. Sabe que estar con ella misma es estar bien acompañada, se cae bien, se disfruta, se apapacha. También disfruta estar con los demás, pero también sabe que estando con ella misma está bien, porque alguien que no sabe estar sola, no puede estar con las demás personas.
  • Conoce sus fortalezas. Una reina sabe para lo que es buena y lo explota. Pero también reconoce que no puede hacer todo, que no puede ser buena en todo y busca ayuda de otros. Busca quien te apoye en esas áreas de debilidad. Y tus fortalezas, explótalas, tu sabes para lo que eres buena.
  • Se aprovecha de su lenguaje corporal. Una reina se arregla, utiliza su esencia femenina para convencer, porque sabes que eso creara un beneficio para ti misma. Sabe arreglarse para la ocasión y eso la hace una mujer segura.
  • Tiene consciencia sobre ella. Sabe quién es y desde donde esta sabe crear cosas chingonas y poderosas.
  • Ayuda a otras personas. Una reina es quien apoya a otras mujeres a construirse. Una reina ayuda y eso es una ley de la abundancia, una ley de vida, dar es recibir. Le gusta ayudar, le gusta entregarse y estar al servicio de los demás, con límites sanos.
  • Sabe que lo que graba en su mente, lo reproduce en su vida. Simple: si grabas cosas malas, reproducirás cosas malas en tu vida. Lo que piensas, lo que escuchas, por ejemplo en internet, amistades, televisión, etc., todo se graba en nuestro cerebro. Lo que tu siembras en tu vida, lo vas a empezar a hacer. Si tu cerebro graba cosas negativas, tú empezarás a hacerlas también. Una reina controla lo que entra y se dedica unos minutos en el día, para nutrir su mente, con libros, videos positivos, audio libros, etc.
  • Se rodea de gente poderosa. De gente que la nutre, de gente que la lleva a otro nivel, porque sabe que se convierten en el promedio de las 5 personas con las que más conviven. Elige con quien estas, elige en con cual tipo de gente te quieras rodear, elige personas que te hagan feliz. Tu eres tu mayor prioridad, si en tu familia hay quienes son dañinas, aléjate. No lo estás haciendo por egoísmo, lo estás haciendo por amor propio y por tu paz. Tú vas a pelear tus propias batallas, no vas a pelear para los demás, no trates de resolverle la vida a los demás, porque tu propia vida se ira en ello, en personas que no quieren hacer nada para cambiar. Cuando una persona quiere salir adelante hace todo lo que está en sus manos para realizar ese cambio. Tú te haces cargo de tu vida, y rodéate de personas que te nutran, ve por ti, hermosa.

¿Qué te parecieron los puntos, mi hermosa universal? Espero lo apliques siempre que puedas, ¡PORQUE ERES UNA REINA!

Date cuenta que lo que hoy vives no es tu destino final, tu éxito es ir de reto en reto sin perder el entusiasmo, amor mío, y si por instantes lo pierdes es solo eso, un instante que también pasará. Recuerda que vamos juntas en este proceso, podemos con esto y con mucho más, te amo muchísimo.

¡¡¡Suscríbete al boletín informativo, así te llegará notificación de cuando suba nuevo artículo!!!

Si te gustó esta información te invito a que la compartas en tus redes sociales, déjame tus comentarios abajo, si tienes dudas contáctame mediante mi fan page “Better Me” o por Whatsapp dándole click al botón!

1 comentario de “Siendo la reina de tu vida.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *